Rep. Dominicana: Tasa de política monetaria baja a 3,5%

Ante el incremento significativo de la incertidumbre a nivel global asociada al impacto económico del coronavirus, el Banco Central decidió reducir de 4,5% a 3,5% la tasa de interés de política monetaria.

Martes 24 de Marzo de 2020

Asimismo, se adoptaron una serie de medidas de provisión de liquidez, tanto en moneda nacional como en moneda extranjera, con el objetivo de poner a disposición de las entidades financieras una gran cantidad de recursos de manera tal que se pueda atender de forma efectiva la demanda de crédito de los sectores productivos y de los hogares dominicanos, informó la Banca Central.

Puede interesarle "Coronavirus: Pronósticos para los negocios en Centroamérica"

Del comunicado del Banco Central de República Dominicana:

Marzo de 2020. En una reunión extraordinaria de política monetaria celebrada el lunes 16 de marzo de 2020, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) decidió reducir su tasa de interés de política monetaria en 100 puntos básicos, pasando de 4.50 % a 3.50 % anual, de manera preventiva ante el incremento significativo de la incertidumbre a nivel global asociada al impacto económico del coronavirus. Al mismo tiempo, decidió modificar el corredor de tasas de interés del esquema de gestión de liquidez de corto plazo del BCRD, disminuyendo la tasa de interés de la facilidad permanente de expansión (Repos a 1 día), de 6.00 % a 4.50 % anual, mientras que la tasa de interés de depósitos remunerados (Overnight) se reduce de 3.00 % a 2.50 % anual.

Asimismo, se adoptaron una serie de medidas de provisión de liquidez, tanto en moneda nacional como en moneda extranjera, con el objetivo de poner a disposición de las entidades financieras una gran cantidad de recursos de manera tal que se pueda atender de forma efectiva la demanda de crédito de los sectores productivos y de los hogares dominicanos. Específicamente, en moneda nacional se disponen más de RD$52 mil millones a las entidades financieras. En primer lugar, la Junta Monetaria autorizó la flexibilización de los requisitos de cobertura del encaje legal en moneda nacional, reconociendo como cobertura válida los títulos del Banco Central y del Ministerio de Hacienda por un monto de hasta RD$22,321.0 millones, equivalente a 2.0 puntos porcentuales del coeficiente de encaje legal, para ser destinados como préstamos a los hogares y a los sectores productivos, a tasas de interés en todos los casos no mayores de 8.0 % anual. Adicionalmente, se dispone la provisión de liquidez a través de la ventanilla de Repos hasta 90 días por un monto de hasta RD$30 mil millones, con tasas de interés de 4.75 % para Repos hasta 30 días y de 5.0 % para Repos entre 31 y 90 días, pudiendo ser renovadas esas facilidades mientras persisten las condiciones que dieron origen a estas medidas.

Por otro lado, se estará proveyendo liquidez en moneda extranjera por más de US$ 500 millones, mediante dos mecanismos: (1) operaciones de Repos de 90 días por un monto de hasta US$300 millones a través de la plataforma electrónica de divisas; y (2) la flexibilización temporal de los requisitos de cobertura del encaje legal en moneda extranjera de los bancos múltiples, reconociendo títulos del Ministerio de Hacienda en dólares como cobertura válida de US$ 222 millones, lo que representa 2.5 puntos porcentuales del coeficiente de encaje legal en moneda extranjera. Estas medidas contribuirán a facilitar la canalización de divisas a sectores generadores como el turismo y las exportaciones que han sido impactados por la caída en los flujos de comercio y turismo a nivel global.

En adición, la Junta Monetaria aprobó un tratamiento regulatorio especial al sistema financiero mientras perdure la incertidumbre global con el propósito de mitigar el potencial impacto del coronavirus sobre el sistema financiero y los agentes económicos. Específicamente se autorizó: (1) congelar las calificaciones y provisiones de los deudores al nivel en que se encontraban al momento de la aprobación de esta medida; (2) en las reestructuraciones de créditos, se mantendrá la misma calificación de riesgo del deudor, sin generar provisiones adicionales; (3) considerar como no vencidos los préstamos desembolsados contra líneas de crédito por un período de sesenta días y (4) extender por noventa días el plazo otorgado al deudor para la actualización de garantías correspondientes a las tasaciones. Estas medidas permitirán reajustar el cronograma de pagos de los deudores bancarios, moderar el potencial impacto sobre el flujo de caja de las empresas y evitar un posible deterioro de la cartera de crédito a causa de los efectos del COVID-19 en el desempeño de algunas actividades productivas.

Estas medidas monetarias y financieras se basan en el análisis de los posibles impactos de la incertidumbre sobre la estabilidad macroeconómica y toman en consideración las bajas presiones inflacionarias. En ese sentido, la inflación mensual de febrero fue de -0.13 %, mientras que la inflación subyacente, que refleja las condiciones monetarias, se ubicó en 2.50 % en febrero. Por otro lado, la inflación interanual, es decir de febrero de 2019 a febrero de 2020, se ubicó en 3.66 %, manteniéndose dentro del rango meta de 4.0 % ± 1.0 %. Hacia adelante, el sistema de pronósticos del BCRD señala que la inflación mantendría una tendencia a la baja en los próximos meses, ubicándose en torno al límite inferior del rango meta durante el año 2020. La ausencia de presiones inflacionarias le otorgan grados de libertad adicionales al BCRD para reaccionar oportunamente, en caso de que sea necesario.

En el entorno internacional, la propagación acelerada del coronavirus ha obligado a la adopción de medidas fuertes de contención, las cuales tendrían un impacto importante sobre la actividad económica mundial. Como consecuencia, Consensus Forecasts (CFC), que agrupa las principales firmas de analistas que realizan proyecciones a nivel internacional, disminuyó sus perspectivas de crecimiento mundial al pasar de 2.5 % en 2019 a 2.1 % para 2020. De continuar la tendencia de contagio que exhibe el virus, se espera que estas proyecciones se sigan revisando a la baja debido a sus efectos sobre la producción, el comercio y el turismo a nivel global. En respuesta a estos desarrollos recientes, los bancos centrales alrededor del mundo han adoptado medidas de flexibilización monetaria y provisión de liquidez.

En Estados Unidos de América, Consensus Forecasts proyecta que el crecimiento se moderaría de 2.3% en 2019 a 1.6 % en 2020. En un contexto de incertidumbre, caída significativa de los mercados bursátiles y bajas presiones inflacionarias, la Reserva Federal redujo en dos reuniones de emergencia la tasa de fondos federales en 150 puntos básicos, ubicándola en el rango de 0% - 0.25%, al tiempo que amplió los programas de provisión de liquidez al sistema financiero a través de Repos hasta 90 días y compras en el mercado secundario de bonos del Tesoro y de títulos-valores respaldados por hipotecas.

En cuanto a la Zona Euro, Consensus proyecta una expansión aún menor, de 0.6 % para 2020. Como respuesta al impacto potencial del coronavirus, el Banco Central Europeo extendió el programa de provisión de liquidez para la canalización de crédito privado a través de las entidades financieras y amplió la compra de títulos de deuda soberana en el mercado secundario. Asimismo, mantiene la tasa de depósitos de corto plazo (overnight) en -0.50 % anual. Por otro lado, América Latina que ya enfrentaba una situación económica debilitada, ha sido afectada por el impacto del coronavirus en los precios de los commodities, provocando una reducción en las perspectivas de crecimiento regional hasta 0.8% para 2020. En este contexto, diversos bancos centrales como Brasil, Chile, México y Costa Rica han reducido sus tasas de interés durante este año, además de adoptar medidas de provisión de liquidez a través de las entidades financieras.

La alta incertidumbre y el debilitamiento de la demanda mundial se ha manifestado de forma crucial en los precios de la mayoría de las materias primas, destacándose la reducción significativa del precio del petróleo intermedio de Texas, al ubicarse en los últimos días por debajo de US$30 dólares el barril, equivalente a una caída interanual cercana a 50 %. Sin embargo, el precio del oro se mantiene en torno a los US$1,500 dólares por onza troy, al ser utilizado como refugio de valor en un entorno de alta incertidumbre. Este comportamiento en los precios de los bienes primarios implica una mejoría en los términos de intercambio para República Dominicana, lo que compensaría parcialmente el potencial impacto del coronavirus sobre el sector externo.

Es importante destacar que este choque adverso encuentra a la economía dominicana con fuertes fundamentos macroeconómicos, reflejados en un crecimiento en torno al potencial, inflación baja y estable, un crédito al sector privado dinámico y altos niveles de reservas internacionales, otorgándole una mayor capacidad de reacción para enfrentar los retos derivados del mismo. En adición, el sistema financiero dominicano exhibe una posición estable con niveles apropiados de liquidez, solvencia y rentabilidad, además de tener una cartera de bajo riesgo, lo que constituye un soporte para la adecuada implementación de estas medidas.

En este contexto, las medidas preventivas por parte del Banco Central y la Junta Monetaria contribuirán a preservar la estabilidad económica, dando seguridad y certidumbre a los agentes privados de forma tal que se mantenga un ambiente propicio para sostener el buen funcionamiento de la economía y preservar el aparato productivo dominicano.

El Banco Central de la República Dominicana reafirma su compromiso de conducir la política monetaria hacia el logro de su meta de inflación y el buen funcionamiento de los sistemas financiero y de pagos, contribuyendo así al mantenimiento de la estabilidad macroeconómica. En ese sentido, la institución se mantendrá dando seguimiento al impacto económico del coronavirus y a los demás factores de incertidumbre y sus efectos sobre la economía dominicana, encontrándose preparada y con los espacios suficientes para continuar reaccionando de forma oportuna ante factores que puedan generar desvíos de la meta de inflación y afectar el crecimiento económico.



Más sobre este tema

Pandemia: Rep. Dominicana y su política monetaria

Marzo de 2020

Elevar en $909 millones el monto de las facilidades de liquidez a las entidades de intermediación financiera y reducir en 0,5% el coeficiente de encaje legal en moneda nacional, son algunas de las medidas que ha tomado el Banco Central ante la propagación del covid-19.

En cuanto al mercado cambiario, se autorizó al Banco Central a ofrecer liquidez en dólares por $622.4 millones, de los cuales $400.0 millones se otorgarán mediante Repos hasta 90 días y los restantes $222.4 millones de liberación de recursos de encaje legal en moneda extranjera, informó la institución.

Tasa de Política Monetaria inicia 2020 en 4,5%

Febrero de 2020

Argumentando que para este año se espera que la inflación se mantenga en torno al valor central del rango de meta, el Banco Central de República Dominicana decidió fijar en 4,5% la Tasa de Política Monetaria.

Del comunicado del BCRD:

31 de Enero de 2020. En su reunión de política monetaria de enero de 2020, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) decidió mantener su tasa de interés de política monetaria en 4.50 % anual.

Tasa de Política Monetaria cerró 2019 en 4,5%

Enero de 2020

Luego que a finales de agosto del año pasado el Banco Central de República Dominicana decidiera bajar a 4,5% la tasa de política monetaria, el 27 de diciembre decidió mantenerla sin cambios, argumentando que la inflación continúa en los rangos proyectados.

Del comunicado del Banco Central de República Dominicana:

Tasa de política monetaria baja a 5%

Julio de 2019

El Banco Central de República Dominicana bajó la tasa de política monetaria desde 5,5% a 5%, argumentando que el ritmo inflacionario se ubicó por séptimo mes consecutivo por debajo del límite inferior del rango meta.

La decisión de reducir la tasa de referencia se fundamenta en el análisis detallado del balance de riesgos respecto a los pronósticos de inflación, incluyendo indicadores macroeconómicos internacionales y domésticos, las expectativas del mercado y las proyecciones de mediano plazo, informó el Banco Central.

cerrar (x)

Reciba más noticias sobre Banca

Suscríbase SIN COSTO a CentralAmericaDATA EXPRESS.
Todos los días, lo más importante de Centroamérica.

Ingrese su correo electrónico:

* Al suscribirse, estará aceptando los terminos y condiciones


Mascarillas K-N95

Tenemos mascarillas modelo K-N95, certificadas por la FDA, tapa bocas 3 capas, certificados por la FDA.
Envío aéreo. Para mayor detalle de lo que se requiere...

Indices Bursatiles

(6 Abr)
Dow Jones
-5.60%
S&P 500
-5.10%
Nasdaq
-5.64%

Materias Primas

(8 Abr)
Petróleo Brent
35.36
Café "C"
121.55
Oro
1,672
Plata
15.26