¿Quién no necesita una offshore?

La ingeniería fiscal legal es una práctica empresarial obligatoria si se quiere ser competitivo en el mundo globalizado de hoy, y esto pueden permitirse desconocerlo solamente quienes no son empresarios.

Miércoles 6 de Abril de 2016

EDITORIAL

Con la misma firmeza que criticamos al empresario que evade impuestos o corrompe funcionarios para lograr un contrato, debemos defender toda práctica empresarial encuadrada en la legalidad que persiga el mejor uso de los recursos disponibles para la generación de riqueza a través de la producción de bienes y servicios, que eso es lo que hacen las empresas.

Quienes no son empresarios y viven de sueldos que les llegan regularmente al final de cada mes, tienen el lujo de pretender absoluta pureza moral en su accionar. Pero esto es solamente una pretensión que no llega lejos. Es que no es necesario ser un empresario para evadir impuestos ni es necesario tener una empresa offshore o radicada en el extranjero para cometer fraude fiscal. Es un evasor fiscal cualquiera que paga un bien o un servicio aceptando no recibir la factura correspondiente, para que el proveedor le rebaje el impuesto de venta. Lo son los funcionarios de instituciones que, debiendo hacerlo porque sus ingresos superan los límites establecidos, defraudan al Estado no presentando sus declaraciones de renta personal, y también lo es el médico que no entrega factura y solo cobra sus consultas en efectivo para que no queden registrados sus ingresos.

Por supuesto que hay evasores fiscales a los que hay que perseguir, pero no hay que buscarlos especialmente en los que tienen una empresa offshore o radicada en el extranjero, lo que es perfectamente legal y tampoco es condición necesaria para cometer fraude fiscal como empresario. Es evasor fiscal el empresario que -aún sin tener una offshore- obtiene una exención de impuestos indebida a través de un funcionario corrupto, y por supuesto lo es el que simplemente no declara su actividad ni paga ningún tributo al Estado, sabiendo que la justicia tributaria, en Centroamérica, es excesivamente lenta y la mayoría de las veces no llega nunca, dejando en desventaja al empresario honesto que sí cumple con sus obligaciones fiscales.

En la competencia -cada vez más dura y global- para sobrevivir como productores de bienes y servicios, los empresarios deben utilizar todos los recursos legales a su alcance para disminuir sus costos fiscales, de la misma forma en que deben procurar obtener los insumos para su actividad al menor costo posible, sean recursos materiales, financieros, e incluso la mano de obra con los límites que impone la humanidad.

Entre las opciones legales que el empresario puede elegir, está el tipo de empresa bajo el cual desarrollará la producción de bienes y servicios, en una escala que incluye la propiedad unipersonal, la sociedad simple, la de responsabilidad limitada, las sociedades anónimas, los grupos empresariales, las sociedades transnacionales, las offshore, y las distintas combinaciones posibles. En el mundo de hoy, las naciones no se han logrado poner de acuerdo en la homogeneización de las formas de conformar las actividades empresariales, y menos aún en la forma y cuantía de los impuestos que deben pagar las empresas, por lo que el empresario debe actuar en ese entorno, y no en el del ideal que conciben los que no están -ni quieren estar- expuestos al riesgo de los negocios.

Y debe tenerse en cuenta que cualquier forma de organización empresarial se puede utilizar para cometer actos delictivos, no solo las empresas offshore.

Aplaudimos al periodismo de investigación que logra poner al descubierto las lacras que existen en todas las actividades humanas. Es una actividad esencial que sirve de catalizador del accionar de los sistemas de justicia. Incluso, pese a los reparos que se deben poner al robo de información, como es el caso de los llamados Papeles de Panamá, no objetamos el uso de la información cuando persigue el fin noble de desenmascarar delincuentes. Pero sí rechazamos el uso de cualquier información cuando está guiado por objetivos político partidarios, o con finalidades de confrontación ideológica, no cumpliendo con las normas del buen periodismo que evita la difamación y exposición pública gratuita de las personas. Especialmente en Costa Rica, el manejo de la información contenida en los Panama Papers estuvo muy alejado de lo que es buen periodismo, cayendo en la definición exacta de libelo, lo que quita valor al descubrimiento de episodios verdaderos de fraude fiscal o de ocultamiento de capitales de origen ilícito, que esa filtración de documentos puso al descubierto.

Se ha escrito mucho en estos días sobre los Panama Papers. Ofrecemos a nuestros lectores algunos links a artículos que creemos valen la pena leer:

- Empresarios y banqueros de Costa Rica refugian fortunas en paraísos fiscales
- Impresiones sobre los Papeles Panamá
- Empresas argumentan razones legítimas para crear offshores
- ¿Qué es la Ingeniería Fiscal?
- Glosario práctico para entender los PanamaPapers
- ¿Cuál es la relación de las offshore con la erosión fiscal?
- Proyecto OCDE/G20 de Erosión de la Base Imponible y Traslado de Beneficios
- Panama papers
- ¿Hackeo bueno, hackeo malo?



Más sobre este tema

Regulador de banca de New York exige información sobre Mossack Fonseca

Abril de 2016

Trece bancos extranjeros con operaciones en New York deben informar sobre sus relaciones con la firma panameña Mossack Fonseca incluyendo comunicaciones, registros telefónicos y de cualquier transacción.

Un artículo en Bloomberg reseña que el Departamento de Servicios Financieros (DFS) de Nueva York pidió a 13 bancos con oficinas en ese Estado, entre los que se encuentra Deutsche Bank AG, Credit Suisse Group AG, Commerzbank AG, ABN Amro Group NV y Societe Generale SA, que proporcionen comunicaciones, registros telefónicos y los registros de otras transacciones, entre sus sucursales de Nueva York y los empleados o agentes de el bufete de abogados, Mossack Fonseca & Co. Los bancos interrogados no están acusados de mala conducta.

Panamá afronta la crisis de los Panama Papers

Abril de 2016

El gobierno panameño anunció su voluntad de revisar prácticas vigentes en el sistema legal y financiero y de colaborar con otros gobiernos en procesos judiciales por delitos financieros y fiscales.

A raíz de la filtración masiva de información financiera de una firma de abogados panameña, el Gobierno anunció que evaluará las prácticas que tienen que ver con su sistema financiero y que colaborará con otras jurisdicciones que investiguen a ciudadanos sospechosos de actividades criminales, incluyendo evasión fiscal. El anuncio lo hizo el presidente Juan Carlos Varela.

Guatemala: 14 años de cárcel por fraude fiscal

Junio de 2013

Mario Brol Samayoa fue sentenciado por lavado de dinero, defraudación tributaria, caso especial de defraudación tributaria y defraudación aduanera.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, Brol Samayoa exportó gasolina hacia países como Taiwán, México, Honduras y El Salvador, sin pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Profesionales liberales en la mira del fisco de Costa Rica

Octubre de 2009

Costa Rica se propone combatir el fraude y la evasión fiscal, sindicándolos no sólo como delitos sino como un problema de ética y solidaridad.

El documento hace énfasis en la necesidad de mejorar la gestión de la información relacionada, y propone agilitar los procedimientos de allanamiento y secuestro de información.

cerrar (x)

Reciba más noticias sobre Cumplimiento

Suscríbase SIN COSTO a CentralAmericaDATA EXPRESS.
Todos los días, lo más importante de Centroamérica.

Ingrese su correo electrónico:

* Al suscribirse, estará aceptando los terminos y condiciones


Panamá: Se venden Hotel y Casino

Vendo hotel 5 estrellas en Panamá y adicional un casino.
Vendo hotel 5 estrellas en Panamá y adicional un...

Indices Bursatiles

(6 Abr)
Dow Jones
-5.60%
S&P 500
-5.10%
Nasdaq
-5.64%

Materias Primas

(4 Dic)
Petróleo Brent
49.010
Café "C"
117.00
Oro
1,840
Plata
24.235