Moody's mejora calificación soberana de Nicaragua

Mejor capacidad para manejar las cuentas fiscales y la tendencia al alza en la inversión extranjera son factores por los que la calificadora subió la nota de la deuda desde B3 a B2.

Lunes 13 de Julio de 2015

Del comunicado de Moody's:

Nueva York, Julio 10, 2015 -- Moody's Investors Service subió las calificaciones en moneda local y extranjera del gobierno de Nicaragua a B2 de B3 y mantuvo una perspectiva estable.

FUNDAMENTOS DE LA CALIFICACIÓN

EL AUMENTO DE CALIFICACIÓN A B2 DE B3

Los principales factores que sustentan la acción de calificación son:

1. Nuestra expectativa de que, dados cambios graduales pero continuos y positivos en la economía nicaragüense, existe una mayor capacidad para manejar el impacto en la balanza de pagos y las cuentas fiscales, incluso en un escenario extremo en el que los préstamos bajo el acuerdo de Petrocaribe no estuvieran disponibles.

2. En consecuencia nuestra opinión de que, en relación a sus pares, las calificaciones crediticias de Nicaragua están ahora mejor posicionadas a la mitad del rango crediticio B1-B3.

En la acción de calificación de hoy, Moody's también cambió el techo de bonos en moneda extranjera a B1 de B2, el techo de los depósitos en moneda extranjera a B3 de Caa1, el techo de los bonos en moneda local a Ba3 de B2 y, el techo de los depósitos en moneda local a Ba3 de B2. Los techos de corto plazo para bonos y depósitos en moneda extranjera y local se mantienen en 'Not-Prime (NP)'.

PRIMER FACTOR -- Dados cambios graduales pero continuos y positivos en la economía nicaragüense, existe una mayor capacidad para manejar el impacto en la balanza de pagos y las cuentas fiscales, incluso en un escenario extremo de una disminución de apoyo de Venezuela

El déficit de la cuenta corriente de Nicaragua ha promediado 10% del PIB en los últimos cinco años debido en gran medida a las importaciones petroleras, de las cuales el 90% provienen de Venezuela (Caa3, Estable). Bajo el acuerdo de Petrocaribe, Nicaragua paga la totalidad de las importaciones petroleras de Venezuela a precios de mercado y adicionalmente una empresa privada nicaragüense recibe la mitad del monto en préstamos concesionales. A pesar de estar contabilizados fuera del presupuesto del gobierno, estos préstamos son utilizados para financiar gasto social y de inversión de carácter público. Venezuela es también una fuente importante de inversión extranjera directa (IED) en la economía nicaragüense.

La calificación crediticia de Nicaragua incorpora el potencial impacto en la economía y las posibles presiones a la balanza de pagos en un escenario donde se discontinúe el acuerdo de Petrocaribe, se termine la disponibilidad de los préstamos concesionales y se pierda una porción, o la totalidad, de la IED de Venezuela. Moody's asume que la probabilidad de dicho escenario es relativamente baja y está relacionada a la fortaleza crediticia de Venezuela, la cual es baja.

Sin embargo, Moody's considera que la vulnerabilidad de Nicaragua a dichos eventos ha disminuido, y puede continuar disminuyendo, como resultado de cambios de largo plazo en su economía y cambios recientes en la economía global. La IED ha mostrado una tendencia al alza en los últimos años. En 2014, la IED cubrió el 90% del déficit de cuenta corriente, con Venezuela representando sólo el 12% del total (Estados Unidos es la fuente principal de inversión extranjera directa). Asimismo, Nicaragua ha diversificado su matriz energética reduciendo su dependencia de las importaciones de petróleo. En 2000, la energía térmica representaba el 81% de la matriz energética de Nicaragua; al 2014 ese porcentaje había caído a 45% y las autoridades esperan que éste se reduzca a 20% en 2018. Por último, la caída de los precios del petróleo, que se espera aumenten en los próximos años pero se mantengan muy por debajo de su nivel máximo en años recientes, ha reducido el déficit de cuenta corriente lo cual significa menor necesidad de financiamiento externo. Asimismo, ha proporcionado apoyo fiscal al permitir una reducción a los subsidios energéticos.

En el escenario en que Nicaragua necesite reemplazar los préstamos concesionales que ofrece el acuerdo de Petrocaribe, necesitaría asegurar una fuente alternativa de financiamiento externo, probablemente de los organismos multilaterales. Su capacidad para acceder a fondos de organismos multilaterales ha mejorado desde su "graduación" en julio de 2015 del programa AIF del Banco Mundial a una nueva categoría de país receptor (de "IDA-only" a "IDA-GAP"). Aun cuando esto reducirá el porcentaje de la deuda concesional, ampliará las oportunidades de financiamiento de acreedores multilaterales y bilaterales. Moody's también señala que el alto nivel de reservas de divisas y una línea de liquidez de contingencia con el BCIE proporcionan capacidad de ajuste en caso que la presión sobre la balanza de pagos aumente.

Desde una perspectiva fiscal, el gobierno dispone de espacio para incluir en sus cuentas fiscales el gasto fuera del presupuesto, si así lo quisiera, pues: (1) cerca del 30% del gasto son subsidios relacionados a energía, los cuales han disminuido de manera automática debido a los menores precios del petróleo, (2) el déficit fiscal es moderado en términos absolutos y relativos siendo sólo 1.6% del PIB y la deuda del gobierno central es 30.2% del PIB.

SEGUNDO FACTOR -- En comparación con países con calificaciones similares, las calificaciones de Nicaragua están ahora mejor situadas a la mitad del rango de calificación B1-B3, debido a la mejora en la capacidad para manejar los riesgos provenientes de vulnerabilidades externas.

La disminución de la exposición de Nicaragua a interrupciones en sus acuerdos comerciales y de financiamiento con Venezuela permite que sus fundamentos macroeconómicos ejerzan un mayor peso en la calificación. A pesar de ser uno de los países más pequeños y con bajos ingresos per cápita, Nicaragua es uno de los países en América Latina con mayores tasas de crecimiento económico, mientras que el crecimiento del PIB está en línea con la mediana de países calificados en 'B'. Asimismo, ningún sector (o materia prima) impulsa la economía por sí sólo, a diferencia de otros países calificados en la categoría 'B'. La deuda del gobierno central ha disminuido considerablemente en los últimos 10 años, situándose alrededor de 30% del PIB, por debajo de la mediana de países en la categoría 'B' que se encuentra en 45% del PIB. Dado que la deuda de Nicaragua es principalmente concesional, los indicadores de asequibilidad de la deuda son fuertes y similares a los de países calificados B2 que comparten esta característica.

FUNDAMENTOS DETRÁS DE LA PERSPECTIVA ESTABLE

La perspectiva estable representa nuestra expectativa del balance entre riesgos positivos y negativos.

La calificación B2 contempla, por un lado, crecimiento económico fuerte, una estrecha relación con el Fondo Monetario Internacional, bajos déficits fiscales y razones de deuda estables, y por el otro, un PIB per cápita bajo, una economía pequeña, una alta ponderación de deuda externa y en moneda extranjera y una menor, pero todavía presente, susceptibilidad a eventos de riesgo externos derivada del fuerte vínculo de Nicaragua con Venezuela.

¿QUÉ PODRÍA CAMBIAR LA CALIFICACIÓN AL ALZA?

Presión al alza podría existir si: (i) la dependencia de las importaciones de petróleo disminuye, (ii) la IED continúa financiando una parte importante del déficit de cuenta corriente y/o (iii) se da una disminución significativa del gasto fuera del presupuesto del gobierno.

¿QUÉ PODRÍA CAMBIAR LA CALIFICACIÓN A LA BAJA?

Podríamos rebajar la calificación de Nicaragua si: (i) la posición fiscal del gobierno se deteriora significativamente y/o (ii) el gobierno no es capaz de absorber el impacto de una posible pérdida de apoyo de Venezuela, lo que llevaría a un deterioro importante en los indicadores fiscales, crecimiento económico y balanza de pagos mayor a lo previsto.

PIB per cápita (base PPA, US$): 4,736 (2014 Efectivo) (también conocido como Ingreso per Cápita)

Crecimiento Real del PIB (cambio porcentual): 4.7% (2014 Efectivo) (también conocido como Crecimiento del PIB)

Tasa de Inflación (cambio porcentual dic/dic): 6.5% (2014 Efectivo)

Balance Fiscal del Gobierno Central/PIB: -1.6% (2014 Efectivo) (también conocido como Balance Fiscal)

Balance de la Cuenta Corriente/PIB: -7.1% (2014 Efectivo) (también conocido como Balance Externo)

Deuda Externa/PIB: 78.4% (2014 Efectivo)

Nivel de desarrollo económico: Bajo nivel de resistencia económica

Historia de mora: Al menos un episodio de incumplimiento de pago (en bonos y/o préstamos) registrado desde 1983.

El 9 de julio de 2015, un comité de calificación fue convocado para discutir la calificación del gobierno de Nicaragua. Los principales puntos planteados durante el debate fueron: el emisor es menos susceptible a eventos de riesgo. Un análisis del emisor, en relación a países con calificación similar, indica que un reposicionamiento de su calificación sería apropiado.

La principal metodología utilizada en estas calificaciones fue Calificación de Bonos Soberanos publicada en septiembre 2013. Por favor entrar a la página de Metodologías en www.moodys.com para obtener una copia de esta metodología.

La ponderación de todos los factores de calificación se describe en la metodología utilizada para esta acción de calificación, de ser aplicable.



Más sobre este tema

Honduras mantiene calificación de deuda

Junio de 2019

Moody's mantuvo en B1 la calificación de las emisiones de largo plazo y de bonos senior no garantizados, argumentando que existe un "marco fiscal sólido que ha estabilizado la deuda en niveles más bajos comparado con los de sus pares calificados".

El balance fiscal de Honduras se comporta de forma favorable respecto del PIB y ha sido suficiente para estabilizar la deuda del gobierno en general en alrededor del 41% del PIB, explica el reporte de Moody's.

Nicaragua: Moody´s mejora perspectiva de calificación

Julio de 2017

La estabilidad fiscal y la expectativa de que se tomarán las medidas necesarias para mitigar el impacto de eventuales shocks externos, justifican la decisión de Moody´s de elevar de estable a positiva la perspectiva de la nota de la deuda.

Del reporte de Moody´s:

Nueva York, 20 de julio de 2017 - Moody's Investors Service ha confirmado hoy las calificaciones de emisores de monedas extranjeras y locales B2 del gobierno de Nicaragua y cambió la perspectiva a positiva por estable.

Nicaragua vista por Moody´s a Mayo 2017

Mayo de 2017

La calificadora mantuvo la nota de la deuda en B2 con perspectiva estable, pero advirtió que la economía podría enfrentar potenciales obstáculos en el escenario político internacional.

Del comunicado del Banco Central de Nicaragua:

Moody´s Investors Service actualizó el miércoles 24 de mayo de 2017 la Opinión Crediticia de Nicaragua, manteniéndole la calificación de la deuda soberana de largo plazo en moneda nacional y extranjera en “B2” con perspectiva estable.

Nicaragua alcanza calificación soberana B+

Diciembre de 2015

La tendencia al alza en el crecimiento económico, la prudencia en la política fiscal y la reducción de la deuda explican la nota de B+ con perspectiva estable otorgada por Fitch Ratings.

Del comunicado de Fitch Ratings:

Fitch-16 de diciembre 2015: Fitch Ratings asignó calificaciones de primera vez a Nicaragua de la siguiente manera:

cerrar (x)

Reciba más noticias sobre Economía

Suscríbase SIN COSTO a CentralAmericaDATA EXPRESS.
Todos los días, lo más importante de Centroamérica.

Ingrese su correo electrónico:

* Al suscribirse, estará aceptando los terminos y condiciones


Panamá, en zona franca: Mascarillas disponibles

Tenemos disponible más de 3 millones de mascarillas certificadas para enviar de forma inmediata a tu país, pedido mínimo de 400 mil unidades.
Tenemos disponible más de 3 millones de mascarillas...

Indices Bursatiles

(6 Abr)
Dow Jones
-5.60%
S&P 500
-5.10%
Nasdaq
-5.64%

Materias Primas

(20 Ene)
Petróleo Brent
56.210
Café "C"
129.25
Oro
1,853
Plata
25.535