Fitch confirma calificación de riesgo de El Salvador

Argumentando que existe un deterioro en las métricas de sostenibilidad de la deuda como resultado de la profunda contracción de 2020 asociada con la pandemia Covid19, la calificadora de riesgo decidió mantener en "B-" con perspectiva negativa la nota del país.

Miércoles 28 de Abril de 2021

Fitch espera que el déficit se reduzca al 7,5% del PIB en 2021, debido a un aumento cíclico de los ingresos y un menor gasto relacionado con la pandemia y además se pronostica que el déficit caiga al 4,9% del PIB en 2022, precisa el análisis de Fitch.

Del reporte de Fitch Ratings:

27 de Abril de 2021. La Perspectiva Negativa refleja el deterioro en las métricas de sostenibilidad de la deuda como resultado de la profunda contracción de 2020 asociada con la pandemia COVID19, los grandes déficits fiscales en 2020-21, así como las restricciones de financiamiento derivadas de una mayor dependencia de la deuda a corto plazo, el alcance limitado de financiamiento local adicional, financiamiento del mercado y vulnerabilidad al deterioro de las condiciones de financiamiento del mercado externo. Sin embargo, la financiación multilateral y los posibles recursos del FMI aliviarán las limitaciones de los préstamos este año.

El Salvador registró un déficit fiscal en 2020 de 10,1% del PIB; La respuesta a la pandemia del gobierno fue grande en USD 1.400 millones (6% del PIB), incluidas las transferencias de efectivo y el aumento de los gastos relacionados con la salud, mientras que los ingresos cayeron solo un 6% en términos absolutos, pero en realidad aumentaron en términos de PIB dada la contracción económica.

Fitch espera que el déficit se reduzca al 7,5% del PIB en 2021, debido a un aumento cíclico de los ingresos y un menor gasto relacionado con la pandemia. Se espera que el déficit caiga al 4,9% del PIB en 2022. El gobierno ha delineado medidas de ajuste fiscal del 4% del PIB en un horizonte de tres años mediante reducciones en el gasto (2% del PIB) y aumentos en los ingresos, en parte en nuevos impuestos y en parte mediante mejoras en la administración tributaria (2% del PIB) como parte de un posible acuerdo con el FMI. Sin embargo, existen importantes riesgos de implementación en torno a las medidas de consolidación fiscal.

El gobierno aumentó la dependencia del endeudamiento interno a corto plazo para satisfacer sus grandes necesidades de financiamiento en 2020, duplicando el uso desde fines de 2019 a cerca de USD 2000 millones. Fitch estima necesidades de financiamiento totales de USD2.4 mil millones (9.2% del PIB) en 2021, incluido el déficit del gobierno central y USD543 millones en amortizaciones de deuda (excluyendo deuda a corto plazo y atrasos). El gobierno tiene la intención de depender principalmente del financiamiento multilateral este año, incluidos los préstamos que fueron aprobados pero no desembolsados en 2020. Están en curso conversaciones con el FMI en torno a un programa de tres años; si se aprueba, esto desbloquearía nuevas fuentes de financiamiento en el corto plazo.

Las opciones de financiamiento en el mercado local son limitadas dado que el gobierno se encuentra cerca del techo legal de USD1.5 mil millones en Letes de corto plazo y emitió casi USD645 millones en Cetes a un año en el mercado local, especialmente dada la caída esperada en la liquidez interna y deterioro crediticio.

¿Sabía que ahora somos parte de algo más grande?
Conozca PREDIK Data-Driven, nuestra nueva marca global. Haga clic aquí para acceder.



Más sobre este tema

Fitch confirma calificación de riesgo de Nicaragua

Junio de 2021

La calificadora de riesgo ratificó la nota de Incumplimiento de Emisor en Moneda Extranjera de Largo Plazo del país centroamericano en "B-" y revisó la perspectiva de la calificación a estable desde negativa.

Las calificaciones de Nicaragua están limitadas por el puntaje promedio más bajo de los Indicadores de Gobernanza del Banco Mundial en América calificada por Fitch, el bajo ingreso per cápita, los riesgos de estabilidad política y las sanciones internacionales que limitan el financiamiento externo futuro, destaca el análisis de la calificadora.

Costa Rica: Fitch mantiene calificación de riesgo

Marzo de 2021

Argumentando que el país carece de una consolidación fiscal y su deuda no es estable, la agencia calificadora decidió mantener la nota de riesgo crediticio en "B", con perspectiva negativa.

Según Fitch, la Perspectiva Negativa refleja los riesgos a la baja para la consolidación fiscal y la estabilización de la deuda debido a la incertidumbre política en medio de una incapacidad de larga data para llegar a un consenso sobre cómo abordar los desequilibrios fiscales creados por los altos déficits fiscales, el aumento de los pagos de intereses y un calendario de amortización pronunciado.

Calificación de riesgo: Outlook negativo para El Salvador

Febrero de 2021

Moody's mantuvo en B3 la calificación de emisor a largo plazo y senior no garantizado del Gobierno salvadoreño, pero decidió cambiar la perspectiva a negativa, degradación que evidencia las preocupaciones persistentes sobre la sostenibilidad de la deuda pública.

La perspectiva negativa captura los riesgos crediticios asociados con los riesgos de implementación de sus próximos esfuerzos de ajuste fiscal, los altos riesgos de liquidez impulsados por las grandes necesidades brutas de financiamiento en 2021-23 y las preocupaciones persistentes sobre la sostenibilidad de la deuda a pesar de un ajuste fiscal esperado, explicó la calificadora de riesgo.

Fitch degrada perspectiva de El Salvador

Mayo de 2020

La agencia calificadora explicó que el deterioro de las finanzas públicas generado por la pandemia, es la causa del cambio de estable a negativa, en la perspectiva de calificación de riesgo de la deuda.

La Perspectiva de Calificación Negativa refleja el deterioro en las métricas de sostenibilidad de la deuda como resultado de la ampliación del déficit fiscal y la contracción económica, así como las restricciones financieras derivadas de una mayor dependencia de la deuda a corto plazo, un alcance limitado para financiamiento adicional del mercado local y un acceso incierto al exterior financiación del mercado dados los altos costos de los préstamos. Sin embargo, la financiación multilateral puede ayudar a aliviar las limitaciones de endeudamiento este año, informó Fitch Ratings.