"Después de mí, el diluvio" - Luis XV

Muy oscuro es el futuro de un país donde los gobernantes no alzan la mirada más allá de los pocos años del mandato que le confieren los ciudadanos.

Jueves 30 de Julio de 2015

EDITORIAL

El presidente de Costa Rica prefiere las acciones de corto plazo para afrontar la crisis fiscal, mientras deja abierto el grifo de los salarios públicos de privilegio por el que se derrama el futuro de la nación.

Es claro que se necesitan medidas de efecto inmediato como la disminución de la evasión fiscal y del contrabando, y el recorte de las pensiones abusivas. Y es muy posible que para mantener el Estado Social de Derecho también sea necesario aumentar impuestos. Pero no cerrar YA, AHORA, la cascada creciente del costo de una planilla estatal que se multiplica año con año, es hipotecar el futuro de la economía costarricense. Sin embargo, el presidente Solís declaró que pospone el tratamiento del tema, porque su impacto se vería "recién después de 15 o 18 años".

Los sindicatos de los funcionarios públicos, defensores de privilegios que exceden claramente lo racional y que incluso contrarían el precepto constitucional que señala "El salario será siempre igual para trabajo igual en idénticas condiciones de eficiencia." (Art 57 de la Constitución Política de Costa Rica), realizaron una demostración de fuerza y amenazan con "tomar las calles" si se insiste en la revisión de esos privilegios, e incluso quieren impedir que siquiera se siga hablando del tema.

No cabe duda que desmontar la absurda realidad de las remuneraciones desmedidas de una gran parte de los funcionarios del Estado -no todos- tendrá un costo político para el gobierno que acometa la tarea, pero esa es justamente la obligación de un gobernante: asumir y solucionar los problemas del país, con especial cuidado del impacto de sus acciones -y omisiones- en el futuro de sus gobernados. Y es en cómo se afrontan los problemas graves donde se nota la diferencia entre estadistas y políticos improvisados.

En términos gerenciales, el presidente Solís no toma en cuenta que cuanto más pronto se asuman los costos de la salida de una crisis, menor será el tiempo del sufrimiento que provocarán las medidas para superarla. El mejor ejemplo de esto es la Grecia de estos días.

Cuando el Luis del siglo XVIII comenzó su precoz reinado le llamaban "El Bien Amado" pero lo terminó siendo repudiado. Se dice que fue al final de sus días, con Francia arruinada y ya próxima la revolución, que habría expresado su indiferencia por los tiempos trágicos que vendrían, con la frase "Después de mí, el diluvio".

Ver artículo en Nacion.com "Luis Guillermo Solís alega que reforma a salarios públicos tendría efecto dentro de 18 años"

Más sobre este tema

Un país encorsetado por los privilegios de pocos

Setiembre de 2016

El presupuesto proyectado por el gobierno de Costa Rica para el 2017 es el resultado de un ejercicio aritmético, donde la voluntad política de la administración Solís apenas se reduce al mantenimiento y aumento de las prebendas de las corporaciones estatales dominantes.

EDITORIAL

Crisis fiscal: Hijos y entenados

Abril de 2016

Como en los antiguos hogares patriarcales, si hay que sufrir, primero que sufran los entenados, y recién después, y solamente si es muy necesario, que sufran también los hijos legítimos.

EDITORIAL

El anuncio de la administración Solís de que tiene un plan B para el caso de no lograr la aprobación legislativa del aumento de impuestos que propuso para enfrentar el grave y creciente déficit fiscal, pone en evidencia la existencia en Costa Rica de ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda.

OCDE insiste en revelar registro de accionistas

Febrero de 2016

La organización respaldó una vez más la iniciativa de que el Estado costarricense tenga bajo su control el registro de accionistas de las empresas catalogadas como grandes contribuyentes.

"El Estado debe tener en sus manos la información sobre los accionistas de las empresas y para dónde van los dividendos.

La perinola de Luis Alberto Moreno

Agosto de 2015

El presidente del BID aconsejó a Costa Rica una reforma fiscal que aumente los impuestos argumentando que hoy la perinola indica "TODOS PONEN".

EDITORIAL

La utilización como ejemplo del viejo juego del trompo facetado del jerarca de la institución hemisférica, debió ser completada contando toda la historia: quien lanzó esta vez la perinola fue el Estado costarricense, el mismo participante del "juego" que en la jugada anterior fue beneficiado por la perinola que cuando cayó quedó mostrando el "TOMA TODO". Luis Alberto Moreno quiso decir que la grave crisis fiscal en que se encuentra el país implica que ahora TODOS debían contribuir a su solución. Eso significa aprobar más impuestos.

cerrar (x)

Reciba más noticias sobre Economía

Suscríbase SIN COSTO a CentralAmericaDATA EXPRESS.
Todos los días, lo más importante de Centroamérica.

Ingrese su correo electrónico:

* Al suscribirse, estará aceptando los terminos y condiciones


Atenas Real Estate: Oficina de bienes raíces

Atenas Real Estate es su oficina de bienes inmuebles de Atenas y alrededor.
Atenas se ubica en el centro inmobiliario de Costa Rica,...

Indices Bursatiles

(6 Abr)
Dow Jones
-5.60%
S&P 500
-5.10%
Nasdaq
-5.64%

Materias Primas

(22 Mar)
Petróleo Brent
66.37
Café "C"
96.65
Oro
1,312
Plata
15.357