Ambientalismo a caballo de la pobreza

Las políticas actuales contra el calentamiento global generan aumento del costo de la energía perjudicando especialmente a los más pobres.

Martes 25 de Marzo de 2014

El artículo de Bjørn Lomborg, publicado en Nacion.com, señala que "La generación de energía solar y eólica recibió $60.000 millones en subsidios solo en el 2012. Esto implica que el mundo gastó en energía $60.000 millones más de lo necesario. Y como el beneficio climático logrado equivale a unos escasos 1.400 millones de dólares, esto quiere decir, básicamente, que con los subsidios se derrocharon $58.600 millones. Además, se usaron otros $19.000 millones en subsidios a los biocombustibles, básicamente sin ningún beneficio climático. Todo ese dinero se podría haber usado en mejorar la atención de la salud, contratar más maestros, hacer mejores rutas o reducir impuestos."

"... El peso de estas políticas cae de lleno sobre los pobres del mundo ya que para los ricos es fácil pagar más por la energía que consumen. No deja de sorprenderme ver a ambientalistas bienintencionados y de buen pasar económico afirmar, con total desparpajo, que hay que duplicar los precios de la gasolina o demandar que toda la electricidad se genere a partir de costosas fuentes ecológicas."

En Centroamérica es notable la distorsión que generan algunas políticas ambientalistas a ultranza, como por ejemplo la no utilización del potencial geotérmico del subsuelo costarricense en zonas declaradas parque nacional, cuando la afectación en términos de ambiente si se explotara ese recurso sería minina.

"... la peor parte del costo de las políticas climáticas se la llevan los países en desarrollo, donde tres mil millones de personas carecen de acceso a fuentes de energías baratas y abundantes, lo que perpetúa su pobreza. Para cocinar y mantenerse calientes deben quemar ramitas y estiércol, produciendo un nivel de contaminación del aire doméstico que provoca 3,5 millones de muertes al año: este es, por mucho, el mayor problema ambiental del mundo."



Más sobre este tema

Energía limpia: Negocio que gana terreno en la región

Febrero de 2019

En Centroamérica y República Dominicana la capacidad instalada de generación de energía asciende a cerca de 20 mil MW, de los cuales el 62% corresponden a fuentes limpias.

Cifras recopiladas por la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) precisan que al 2017 la capacidad instalada de las generadoras de energía a base de fuentes limpias o renovables, incluyendo la eólica, hidráulica, solar y geotérmica, supera a las fuentes no renovables.

Ambientalismo vs. desarrollo energético

Agosto de 2016

El cambio en la matriz energética hacia fuentes renovables está en riesgo "debido a la conflictividad social y oposición sistémica al desarrollo que tanto necesita Guatemala".

Del resumen ejecutivo del reporte "Impacto de la ingobernabilidad y oposición sistémica en las generadoras de energía eléctrica renovable y sus efectos socio económicos a nivel local y nacional en la actualidad y en el futuro 2015-2030":

Oportunidades para PyMEs en energías limpias

Setiembre de 2014

Las PyMEs en los países en desarrollo pueden generar empleos y un crecimiento significativo si aprovechan las oportunidades de mercado que ofrecen las tecnologías limpias.

Del reporte del Banco Mundial:

Las pymes en los países en desarrollo pueden generar un crecimiento significativo y empleos si aprovechan las oportunidades de mercado que ofrecen las tecnologías limpias, las cuales llegan a US$1,6 billones.

Ambientalismo vs. pobreza

Julio de 2014

Evitar la generación de energía con combustibles fósiles es un propósito necesario, pero aliviar la pobreza energética en que viven millones de centroamericanos es prioritario.

EDITORIAL

El artículo de Bjorn Lomborg publicado en Laprensagrafica.com analiza la difícil elección entre la adopción de medidas tendientes a evitar el calentamiento global, y la facilitación del uso de combustibles fósiles baratos -carbón- a los 1.200 millones de pobres del mundo.